Mantenimiento del acuario: parámetros adecuados del agua


Una de las mayores preocupaciones de los amantes de la acuariofilia es el mantenimiento del acuario. Un aspecto que, lejos de ser secundario, es absolutamente vital para el bienestar de nuestros peces y el buen devenir de nuestro pequeño ecosistema acuático. Por esta razón y para que podamos disfrutar de él, el mantenimiento del acuario tendrá que ser una prioridad entre nuestras tareas, prestando especial atención a un aspecto fundamental: los valores del agua.

No nos referimos únicamente a hacer los cambios necesarios o a que, cuando incluimos nuevos ejemplares, contemplemos los distintos métodos para favorecer la aclimatación de los peces al acuario. Nos referimos, fundamentalmente, a que controlemos esos parámetros que definen la buena salud del agua de un acuario y, por ende, de nuestros peces.

Sin embargo, y aunque esta es una tarea básica de mantenimiento del acuario, también es necesario saber que en función del tipo de peces que tengamos los parámetros serán unos u otros. Y es que son nuestros animales los que mandan y, de la misma manera que demandan una determinada temperatura, también lo harán en lo que respecta a las mediciones de pH o en la dureza de agua que necesitan.

5 PARÁMETROS QUE DEBEMOS CONTROLAR EN EL MANTENIMIENTO DEL ACUARIO

1. pH del agua
2. Dureza del agua
3. Cloro
4. Nitrito y nitratos
5. Fosfatos

5 PARÁMETROS QUE DEBEMOS CONTROLAR EN EL MANTENIMIENTO DEL ACUARIO

Es importante entender que, a pesar de que los niveles no son los mismos en un acuario de agua dulce que en uno de agua salada y que también son distintos si se trata de agua fría o caliente, hay una serie de aspectos que tendremos que controlar siempre y de manera independiente del tipo de acuario.

Para poder realizar un seguimiento correcto, lo ideal es que contemos con un kit de tiras para testar el agua del acuario lo más completo posible. Y decimos esto porque, dado que los parámetros que inciden en la salud de un acuario son varios, lo idóneo es que usemos tiras reactivas que lo midan todo simultáneamente. La mejor manera no solo de tener una visión de conjunto, sino de conocer en un primer vistazo el estado de todos los valores para subsanarlos en caso de que no estén en equilibrio.

Contar con un test que mida varios parámetros a la vez es clave para el mantenimiento del acuario.

Descubramos cuáles son estos valores y cómo funcionan para que, cuando realicemos el mantenimiento del acuario, sepamos cómo solventarlos. Porque es importante entender algo como punto de partida: el acuario es un espacio vivo y lleno de vida y, por ese motivo, el agua cambia según la actividad de sus habitantes. Un auténtico equilibrio químico que debemos controlar de manera regular.

1. pH del agua

Es uno de los valores básicos de cualquier acuario. El pH nos indica el grado de acidez de un acuario, y es fundamental ya que su aumento descontrolado puede ocasionar un grave daño tanto a las plantas como a los peces. Es importante entender cómo se mide el pH: cuanto menor sea la lectura que nos dé un determinado acuario, mayor será la acidez. En función del tipo de peces que tengamos en nuestro acuario, tendremos que mantener el pH en unos parámetros u otros teniendo claro un concepto: un resultado de pH 7 nos está indicando que nuestra agua es neutra.
Gracias a productos como este, podremos bajar el pH de forma efectiva y natural.

Además, hay que tener claro que el pH desciende y acidifica el agua como producto del exceso de alimento sin consumir de nuestros peces o de sus desechos orgánicos, animales muertos o por la descomposición de las plantas. De ahí que sea fundamental que, en cualquiera de estos escenarios, retiremos todos estos elementos del acuario lo antes posible y nos ayudemos de un neutralizador. Algo que también tendremos que hacer en caso de que el pH suba y alcalinice el agua, algo que puede suceder por una evaporación de parte de agua del acuario o por la presencia de suelos calizos en él, entre otros motivos.

2. Dureza del agua

Un parámetro que está íntimamente ligado con el pH pero en muchas ocasiones, también, con el tipo de suelo que elijamos para el acuario. Al igual que sucede con el pH, la dureza del agua (KH) también dependerá del tipo de peces que vivan en nuestro acuario. Y, según las familias y sus orígenes, tendremos que prestar atención para que los niveles de calcio (Ca) y magnesio (Mg) sean los adecuados. Para saber cuáles son, lo ideal es preguntar a nuestros compañeros de Mascotas de Verdecora en el momento de la compra de los peces. ¡La mejor manera de acertar y darle a nuestros peces exactamente lo que necesitan!

3. Cloro

El mayor enemigo de los peces. Aunque en cantidades controladas el cloro es inocuo para los humanos y forma parte de nuestro consumo regular de agua, en el caso de los peces de cualquier tipo es un auténtico veneno. Las mediciones relativas al cloro para el mantenimiento del acuario tan solo las contemplaremos en los cambios de agua, de ahí que tengamos que utilizar productos específicos que nos ayuden a neutralizarlo.

4. Nitrito y nitratos

Los unimos porque estos dos parámetros del mantenimiento del acuario van de la mano, y dependen íntegramente de nuestros peces. Por su actividad, ya sea respirar o bien defecar, los peces producen amoniaco que se transforma primero en nitritos (NO2) y, posteriormente, en nitratos (NO3). Cuando contamos con un acuario maduro o bien con uno que parte de cero pero al que le hemos realizado correctamente el ciclado, la presencia de bacterias nos ayudará en gran medida a mantener estos dos valores a raya en el día a día; si bien necesitarán de nuestra ayuda cada cierto tiempo.
Acondicionadores como este eliminarán el amoniaco o nitratos presentes en el agua.

Estos medidores de la polución del agua nos estarán avisando de cuándo es el momento de cambiar el agua del acuario, ya que el filtrado no es lo suficientemente eficiente para eliminarlos. Además de cambiar una parte del agua, tendremos que ayudarnos de productos específicos para hacer desaparecer esta familia derivada del amoniaco del agua.

5. Fosfatos

Estos niveles, junto con los que hacen referencia al hierro, son específicamente para acuarios que cuentan con una alta presencia de plantas.

Y, si después de este post, tienes alguna duda sobre los valores adecuados que debes tener en el mantenimiento del acuario, ¡no dudes en preguntarnos!

Estaremos encantados de ayudarte a que disfrutes de tus peces como debe ser: con salud.

Entradas populares