¿Qué comen las abejas?

Una cosa es lo que producen, y otra ligeramente distinta es lo que comen las abejas. En este post nos centraremos en la alimentación natural y no en la artificial, ya que está más enfocada a obtener un mayor rendimiento del rebaño, o a la utilizada para mantener las colmenas durante el invierno y principios de primavera, cuando necesitan de un aporte extra para el sostén de la colmena. De forma muy resumida, se puede decir que los alimentos naturales de las abejas, los que consumen cuando están en libertad y armonía con la naturaleza, se limitan a tres elementos:

· Néctar · Polen · Agua ·

El néctar

El néctar lo recolectan de las flores. Es su “gasolina”, y les da la energía necesaria para volar y realizar los quehaceres diarios en la colmena, como son la limpieza y ventilación de la misma para mantener la temperatura. Lo utilizan como fuente de carbohidratos para producir la miel. La miel no es más que una solución de azúcares hípersaturada, una vez que el polen se ha recolectado, transformado y ha sido madurado por las abejas. En su forma natural, la miel es líquida con temperaturas cálidas (primavera-verano), y se solidifica durante los periodos otoñales e invernales. Cuando el néctar es recolectado, contiene entre un 30 y un 70% de agua, siendo el resto azúcares, y cuando se transporta y deshidrata, la sacarosa se transforma en glucosa y fructosa, produciendo la miel. La cantidad de agua contenida en la miel es muy variable, de entre un 15 y un 25%. Si contiene más de un 18% de agua, puede fermentar si entra en contacto con esporas.

El polen

Una sustancia parecida al polvo, es la célula germinal masculina de las plantas con flores, y su fuente de proteínas. No todo el polen tiene el mismo contenido protéico, variando éste entre un 10 y un 35%. A través del consumo de polen, se generan los músculos, tejidos y demás elementos orgánicos de sus cuerpos. Lo comen las obreras adultas, y se lo dan de comer a las larvas de obreras y zánganos. Las obreras producen jalea real con la digestión del polen, una vez ha sido metabolizado por las glándulas hipofaríngeas. La “cascara” o cubierta del polen, no es digerida por las abejas, y la desechan a través de las heces.

El agua


Necesario como ningún otro elemento, la usan como parte de su dieta, para regular la temperatura de la colmena por evaporación, y también y sobre todo, para diluir la miel y así preparar el alimento que le proporcionan a las larvas de abeja. Las abejas no almacenan agua, sino que la recogen cuando es necesaria. Normalmente la recolectan de las gotas de agua de rocío, de los pequeños depósitos que se forman en las plantas, o de los charcos residuales de agua de lluvia. Cuando lo hacen de esta última forma, suelen contagiarse de amebiasis o nosemosis. Por este motivo, y para mantener la salud de la colmena en óptimas condiciones, solemos preparar un pequeño depósito de agua fresca con plantitas acuáticas cerca de la colmena, para que ejerza una doble función: la de mantener el agua en buenas condiciones y para que puedan posarse y beber sin ahogarse.

Lo que comen las abejas

La nutrición ofrecida por las nodrizas a las distintas castas de abeja dentro de la colmena es diferente desde el nacimiento del huevo. En este pequeño cuadro podemos observar el alimento consumido.
Estadío/Casta      Huevo/Larva/Pupa      
Adulto
Obreras Polen Miel y Polen
Zánganos Polen Miel y Polen
Reinas Jalea Real Jalea Real

Las abejas obreras necesitan una dieta de polen en su etapa larvaria, y otra regular de miel y polen al ser adultas para poder sintetizar la jalea real, la cera y otras sustancias importantes para el sustento de la colmena.

Si bien los zánganos reciben cualitativamente la misma alimentación que las obreras, la proporción con las obreras en términos cuantitativos es de 5 a 1. Además, a diferencia de las obreras los zánganos no producen ninguna sustancia ya que no poseen las glándulas necesarias para estos fines.

Las reinas dependen durante toda su vida de la jalea real para poder realizar su función reproductora en la colmena. La jalea real es una sustancia pastosa de color lechoso, blanquecina y uniforme, y es segregada por las glándulas mandibulares e hipofaríngeas de las obreras. Es la única abeja que se sigue alimentando de Jalea Real durante todo su ciclo vital.

En otro post desarrollaremos las propiedades de cada uno de estos alimentos, tan importantes y necesarios para las abejas, como interesantes para el consumo humano.

Entradas populares